ACTIVIDADES

“Estás aquí porque hay un lazo kármico entre nosotros. Si no fuera así no me habrías encontrado. Entrar es fácil, permanecer es difícil. Lo único que te separa de tu autorrealización es tu perseverancia para seguir el camino.”
Monje Han Shan

VIVIR SIMPLE Y SENCILLAMENTE

La experiencia transformadora de la ciencia de la autorrealización se transita con un modo de vivir simple y sencillo basado en tres actividades:

MEDITACIÓN

Recitación meditativa: nos separamos del ruido del mundo y nos preparamos para la meditación profunda mediante la recitación de mantras y sutras, sin forzar ni reprimir, aquietando gentilmente la mente para que se vuelva clara y tranquila.
Meditación silenciosa: miramos y escuchamos hacia adentro, soltando todo lo que surge y apuntando a la fuente de los pensamientos, nuestra verdadera naturaleza, la Gran Fuente de Todo.

COMIDA DEDICADA

La comida dedicada a la Gran Fuente de Todo es comida preparada y consumida con atención plena y agradecimiento hacia todos los seres. La comida dedicada sustenta nuestro cuerpo para recorrer el Camino a la Autorrealización y cuando la compartimos en comunidad tenemos la oportunidad de socializar y alentarnos mutuamente con nuestros compañeros del Camino y cultivar la empatía.

TRABAJO DE BODHISATTVA

El bodhisattva es un ser que busca su autorrealización al mismo tiempo que ayuda a los demás. El bodhisattva ofrenda su trabajo desinteresado para servir a otras personas, trascendiendo la ilusión del ego y cultivando la generosidad y compasión, al mismo tiempo que les muestra el Camino.

CHARLAS DHARMA

En las charlas Dharma el maestro recibe a los estudiantes y discípulos y les obsequia las señales del Camino a la Autorrealización. El maestro nos alienta amorosamente a limpiar nuesta mente de las impurezas de la ignorancia que impiden que experimentemos nuestro Verdadero Ser Interior que es a la vez la Gran Fuente de Todo.

LOS TRES VEHÍCULOS

Los hombres y mujeres que entran en el Camino de la Autorrealización disponen de tres vehículos alternativos, con diferentes abordajes y que podrán elegir por afinidad. Ninguno es mejor que otro para todos, sino mejor para cada uno. Y como se tiene en cuentra que transitar el Camino implicará una evolución en nuestra manera de ver las cosas, está permitido cambiar de vehículo. ¡Lo importante es continuar el viaje!

PRACTICANTES

El vehículo de los Practicantes es al que acceden todos los que comienzan a practicar la Ciencia de la Autorrealización. No tiene requisitos ni impedimentos en base a su fe o creencias. Permanecen en él a menos que discontinuen su práctica o se cambien de vehículo. Pueden, si les interesa, asistir a enseñanzas y prácticas de budismo zen sin que sea una obligación.

ORDENADOS

El vehículo de los Ordenados es al que acceden los practicantes que sienten afinidad con el budismo y son aceptados en la ceremonia de Toma de Refugio y Preceptos. Los ordenados se denominan upasakas -los varones y upasikas -las mujeres. En este vehículo reciben además de la instrucción general de los Practicantes, la instrucción religiosa sobre budismo zen.

RENUNCIANTES

El vehículo de los Renunciantes es al que acceden los ordenados que desean renunciar al mundo material y abrazar el mundo espiritual y son aceptados en la ceremonia de Novicios y Novicias primero, y Monjes y Monjas finalmente. Novicios y Novicias también pueden ser llamados Shamis y Shaminis respectivamente. Monjes y Monjas también pueden ser llamados Maestros y Maestras respectivamente o Venerables ambos. En este vehículo reciben, además de la instrucción general de los Ordenados, la instrucción religiosa de budismo zen para monjes y monjas.